Crecí escuchando las anécdotas de las horas de charlas compartidas y los Clifton consumidos mientras soñaban un país diferente.
Mi abuelo, por esa época Jefe de los Talleres Ferroviarios en Córdoba y el médico ferroviario, que años más tarde se convertiría en Presidente de la Nación, don Arturo Umberto Illia.
Esas anécdotas me permitieron acercar a la figura de Illia desde un lugar más humano, y no desde el lugar de prócer nacional que ocupa desde hace años.
Por ello, e intentado saldar una deuda que me autoimpuse, quiero homenajear con este libro a mi abuelo y a don Arturo, como él lo llamaba.
¿Y qué mejor para este homenaje que el acercar la palabra del Presidente Illia en cada vez que se dirigió a la Asamblea Legislativa? El conocer su pensamiento y su acción de primera mano cobra interés por las particularidades que tuvo su gobierno, signado por un contexto internacional caracterizado por los bloques políticos y la guerra fría, y en el aspecto nacional, por la combatividad con que lo enfrentó el sindicalismo, el peronismo y los medios de comunicación, entre otros factores de poder.
Este es el sentido del presente libro, y lo llamamos “Una mano limpia” porque durante su
campaña electoral, el slogan era “Illia le da una mano limpia”, y entonces hubo muchos que no tomaron esa mano, aún hoy estamos pagando las consecuencias.
Ojalá que a cincuenta años de su asunción como Presidente de la Nación, estemos aún a tiempo de tomar esa mano, aunque sea como ejemplo de republicanismo, capacidad, honestidad y hombría de bien, nuestros descendientes nos lo van a agradecer.

Material disponible en
https://mega.nz/#!YwVQ2S7b!PgH8fqTUvgqWZak79oDNIqLhfT_RWXPlelD1sY7wddc
o
https://drive.google.com/open?id=1jIU0O2gdKZXA_r-bAMEG3oAkvuaub4l1

Anuncios