Hubo un tiempo en que los dirigentes gremiales eran trabajadores que, además, representaban a sus compañeros.
Hubo un tiempo en el que ser dirigente gremial era visto como un orgullo y no como un negocio.
Hubo un tiempo en el que los trabajadores tenían quienes defendían y peleaban por sus derechos y no dirigentes que peleaban por su patrimonio.
Hubo un tiempo en el que los dirigentes gremiales tenían coherencia entre lo que pensaban y lo que hacían, aunque como decía Agustín Tosco “es difícil, si más aún en este tipo de sociedad cuando nosotros pretendemos tener una moral que no sea la típica de esta sociedad, nos encontramos permanentemente con esta tabla de valores, que pretende colocar a toda la población bajo su imperativo. Ahora es difícil, pero no imposible. Llevar a la práctica las ideas de uno requiere un esfuerzo, pero mucha gente lo hace”.
Por eso, en este 1 de mayo, vaya esta compilación de periódicos de la CGT de los Argentinos como homenaje a aquellos dirigentes que se jugaron el pellejo por sus compañeros.

Material disponible en
https://mega.nz/#!Utk0lL4D!t4pk04oVmHC8alQNlqQ9aJhOL7Z4HhPSOz-P9Xu-yGE
o
https://drive.google.com/open?id=1YklVo2_GjOmp_atT1uhZ291Un9tvZKM3