En los años 70 en Chile, la situación política estaba muy dividida entre quienes apoyaban a la gobernante Unidad Popular liderada por el Presidente Salvador Allende y quienes la combatían, enrolados en la Confederación de la Democracia y encabezados por la Democracia Cristiana y el Partido Nacional.

Ante esta realidad, y dirigiéndose a quienes pretendían enrolarse en una tercera posición ilusoria, el poeta Víctor Jara decía que no eran nada, que no eran ni chicha ni limoná.

Hoy resulta que aquella surgida al otro lado de la cordillera y que trascendió su tiempo, su autor y su origen territorial  tiene plena vigencia en Zárate, que curiosamente fue sitio de asilo para varios chilenos perseguidos, entre ellos algunos colegas de Víctor Jara, como por ejemplo Los Jaivas.

Pero volviendo a la poesía de Jara, hoy vemos como el intendente Cáffaro, que tiempo atrás decía estar orgulloso de ser parte del Frente de la Victoria, y años más tarde afirmaba que nunca habían sido parte del mismo Frente, recibe al ex Gobernador bonaerense Daniel Scioli. El mismo gobernador que dejó una provincia quebrada financieramente, en emergencia de seguridad, de educación, de salud que hoy recorre el territorio haciendo campaña silenciosa en pos de una candidatura para las próximas elecciones legislativas.

Cuando tiempo atrás los dirigentes justicialistas o sus aliados llegaban a Zárate el intendente los recibía amparado en los cargos que ocupaban y justificaba el encuentro en una cuestión protocolar. Así ocurrió por ejemplo cuando llegaron Aníbal Fernández y Martín Sabatella y visitaron la entonces UPA 14 antes de su inauguración. Y afirmaba que era una cuestión oficial, pero que no se buscaba sacar provecho partidario de ese encuentro, aunque los mismo fueran adornados por merchandising oficial.

La historia ahora cambión, y en lugar de recibir al Daniel Scioli candidato se ampara en afirmar que ‘Siempre es bueno poder charlar con quien administró los destinos de la provincia más importante del país’, y quizás lo sea, si pretende aprender por la negativa, puesto que viendo como quedó la Provincia tras los últimos 8 años de gobierno peronista, lo único que puede aprender el Intendente es qué es lo que no se debe hacer, aunque a decir verdad, si observa su propia gestión y cómo ella influyó en mejoras concretas para la vida de los vecinos zarateños, se ve que de eso sabe y mucho.

Pero nos sólo miente, como mintió tiempo atrás, sino que agrega que ‘nosotros estuvimos siempre del mismo lado, no es cuestión de acomodarse por intereses circunstanciales’. Quien fue electo por el Acuerdo Cívico enfrentando al Frente para la Victoria, que luego dijo que ‘Me llena de orgullo estar dentro del Frente para la Victoria’ e incluso el Partido Nuevo Zárate fue uno de los aliados de este Frente, aunque en Zárate se lo enfrentaba, y finalmente sostuviera a través de sus exégetas que ‘nunca fuimos parte del Frente para la Victoria’, recibe hoy de manera institucional al ex gobernador Scioli.

Así como en su momento recibió a Julián Domínguez y Aníbal Fernández y compartió boleta con ambos, aunque entre sí compitieran, una vez más el Intendente Cáffaro demuestra que no es ni chicha ni limoná, puesto que en su zigzagueante relación pública con el Frente para la Victoria, ahora toca el momento de tirarse flores. Cuánto falta que en una vuelta más de la rueda política caffarista se pase de las rosas a las espina, sólo él lo sabe, lo que nosotros sabemos es que, como cantaba hace 40 años Víctor Jara

 

Arrímese mas pa’ ca
aquí donde el sol calienta,
si uste’ ya está acostumbrado
a andar dando volteretas
y ningún daño le hará
estar donde las papas queman.

Usted no es na’
ni chicha ni limoná
se la pasa manoseando
caramba zamba su dignidad.

Publicado en El Debate, Zárate.
http://www.eldebate.com.ar/caffaro-usted-no-es-na/