El libro que tiene usted en sus manos, obedece a reflexiones en torno al Desarrollo y la Calidad de Vida. Aborda en él, temas vinculantes con el posconflicto colombiano, y discusiones de coyuntura contemporánea desde o hacia América Latina, relacionados con el bienestar social desde diferentes tópicos.
Para su lectura, es necesario precisar que los conceptos del desarrollo económico y la calidad de vida son términos complejos no definidos totalmente y a su vez, estrechamente vinculados de tal manera que no deben pensarse de manera aislada.
Los múltiples referentes teóricos y multidisciplinares, conciben a las anteriores categorías de manera dinámica. En entornos específicos, bien sean regionales o locales, una y otra acepción pareciera encontrar diferencias marcadas sobre todo, por las particularidades no solamente económicas, sino también culturales, y ambientales.
Desde un ámbito transdiciplinario, quizá ayude a comprenderse mejor tales aspectos buscando las génesis de los mecanismos que producen y reproducen estas condiciones; integrando puntos de encuentro y de complementariedad de conocimientos y así brindarle otro referente espacial-geográfico. En ello, las contribuciones de teóricos como Juan Carlos Mariátegui, Pablo González Casanova, Gustavo Esteva, así como los colombianos Antonio García, Arturo Escobar y Silva-Colmenares, conciben al desarrollo y la calidad de vida, como un sistema de reacción en cadena, cuyo funcionamiento compromete a la totalidad del ser social y se propaga a los diversos sectores de su vida en ámbitos económicos, políticos, e ideológicos.
América Latina, y como parte de ella Colombia, presenta un inefable devenir dialéctico. Pareciese que nunca va a encontrar aguas tranquilas para su progreso sino más bien, navega oscilantemente en diversas crisis.
La coyuntura actual de la región desvela complejidades e incertidumbres.
Diversos medios de comunicación auspiciados por las empresas del gran capital, así como los organismos internacionales de crédito, intentan legitimar los lazos de dependencia y sometimiento, señalando permanentemente la tragedia, principalmente la económica, de la no sumisión a sus intereses. Bien lo menciona Thomas Piketty que, para el caso colombiano, el ingreso a la OCDE, -La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, por sus siglas en inglés- implica para este país, adoptar modas de política económica regresiva y de paso, implementar altas cargas impositivas a las capas media de la población, con altos costos en inequidad al permitirse adoptar aquellos lineamientos de política económica.
Ante tales escenarios, una de las alternativas de tensión ideológica y paradigmática, implica el ejercicio analítico, crítico y contestatario alternativo, de tinte contra hegemónico, que conduzca a romper los lazos de dependencia, y permita hilar la hermandad y la prosperidad colectiva, que tanto necesita la región. Pero además, potencializar, develar y dar a conocer los casos de éxito alternativo del Desarrollo y la Calidad de Vida, de otros modelos y conceptos asociados, con el “buen vivir”, que han sido opacados por un manto de impuesta y creada hegemonía, emanada del discurso de la economía clásica.
En esa dirección, presentamos en este libro, la desmitificación de un orden natural y universal absoluto del desarrollo, en el cual, invite a involucrarse en estos temas y particularmente, el plantear las múltiples alternativas para su (re) construcción. Invita por tanto, al despojo ideológico y discursivo, conducente a la profundización de posturas
holísticas propias y con suficiencia empírica y científica abiertas a las diferentes disciplinas de las ciencias sociales.
Desde y hacia una nueva Colombia, se pueden aprender de las experiencias de otros países que refieren el reto epistémico que confinan las discusiones anteriores, y que son planteadas en el siguiente texto en dos partes conexas, al tema del Desarrollo y la Calidad de Vida. La primera, tiene que ver con las reflexiones alrededor del tema del posconflicto armado en Colombia, y la segunda parte, vinculante con las discusiones en el entorno del desarrollo de carácter holístico, de dimensiones familiares, económicas, educativas, culturales y el papel del Estado.
Para ello, nos acompañan en esta aventura cavilativa, expertos sociales de Argentina, Colombia, Paraguay, México, Brasil, Suecia, Chile, Finlandiay Uruguay.
En la primera parte, desde la óptica del (pos) conflicto armado, se reúnen investigaciones de Argentina y Colombia. En el artículo inicial, Eduardo Rivas de Argentina, plantea algunas cuestiones que pueden ser vinculantes entre la los tiempos de posdictadura en la
Argentina y qué enseñanzas puede dejar al posconflicto en Colombia. Otros artículos como los de los colombianos Diego Silva Prada y Diego Guevara Fletcher desde ese mismo ámbito, discuten posibles alternativas del desarrollo, planteadas a través de la ventana de posibilidades para incidir en la ampliación de temas y de transformaciones sociales significativas, tal como lo afirma el primer autor.
Guevara Fletcher, en esa misma línea, plantea cómo las Tecnologías de la Información y la Comunicación pueden convertirse en un mecanismo potenciador de las mejoras en la calidad de vida, de la población en Colombia, sobre todo, en regiones en las cuales la violencia ocasionada por la guerra que aqueja al país, la pobreza, la exclusión social y el abandono del Estado es recurrente a lo largo de la geografía nacional.
Otros temas vinculantes al desarrollo, son las críticas teóricas clásicas desde la óptica de la disciplina económica planteadas por el caucano Olver Quijano. En este sentido, esboza las necesidades de sentir, pensar o co-razonar “con los territorios, las culturas y los conocimientos de los pueblos”.
En la segunda parte del texto, titulada: Aportes a la construcción al Desarrollo y la Calidad de Vida, desde una arista socioeconómica y las consecuencias del desarrollo, Fernanda Achinelli del Paraguay, presenta cómo la conciliación laboral y familiar tiene consecuencias en la calidad de vida de este país suramericano. Específicamente, el progreso en los derechos laborales de la mujer y su participación en los procesos de la “economía del cuidado”.
En el campo económico, Gregorio Vidal, reflexiona alrededor del tema de la austeridad y desigualdad social derivada de la crisis mundial que aún aqueja al planeta. Discute cómo las permanencias de las crisis son precisamente, porque algunos grupos y fracciones del capital financiero han logrado una recuperación e incremento de sus ganancias a expensas de lo primero.
En esta misma dimensión, el trabajo de Flavio Gaitán, de Brasil, analiza las modalidades del desarrollo y los estadios de bienestar en América Latina. Debate cómo las diferentes políticas públicas no han sido suficientes en la región, para disminuir los indicadores socioeconómicos. Osvaldo Salas, de Suecia, estudia el desarrollo de la calidad de vida en América Latina utilizando como herramienta de medición los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) propuestos por Naciones Unidas. En este sentido un avance en los ODM se puede interpretar como un avance en el desarrollo de la calidad de vida. Sin embargo, la tarea de erradicar la pobreza aún dista mucho por alcanzar la meta deseable.
Desde el campo de la educación, Henry Renna de Chile así como Pakkasvirta y Tarnaala de Finlandia, nos uestran dos interesantes visiones. El primero, analiza las metas mundiales de educación y el derecho a aprender de niños y jóvenes de la región latinoamericana. Los segundos autores, relatan cómo opera el sistema educativo finés, tan admirado a nivel mundial. Sin duda, estos dos aportes son significativos en cuanto a la relevancia de la educación para el desarrollo en todos sus ámbitos.
Por último, el trabajo de Carina Nalerio y Raúl de León, nos muestra desde una mirada de las artes, la articulación de dimensiones definidoras de la identidad contemporánea de ciudad. La relación pasado, presente y futuro que articula la investigación, permite demostrar cómo arte & prospectiva contribuyen a la construcción de esta identidad urbana en mutación, a través de un proyecto de futuro, construido colectivamente que acepta e integra diferencias, vinculado con la “Calidad de Vida”.
Es preciso aclarar, que la selección de temas, y la elección propia de dimensiones-discusiones temáticas sobre el desarrollo y calidad de vida no totalizantes, son de exclusiva responsabilidad del Coordinador quien además, agradece el formidable y hermoso apoyo fotográfico de Beatriz Núñez Arce.
Finalmente, este esfuerzo editorial es simplemente un ejercicio reduccionista de categorías de análisis en tanto al tema que se discute. Sin reservas y censuras. Sin alienaciones y apegos institucionales ni políticos.

Material disponible en
https://mega.nz/#!ds923IKJ!iM–cm8KZgPogJt8w5ElgvAUO2sbzPricXnrPr8f2CU