El pasado 20 de agosto el Municipio organizó la celebración del Día del Niño y sumándose a la moda de deformar el idioma con el cual nos comunicamos, la convocó bajo el lema ‘Zárate x lxs chicxs’.

Más allá de las críticas que se le pueden hacer sobre la forma de escritura por parte de un Municipio que hizo carteles de señalización vial con faltas de ortografía, que realiza las Actas del Honorable Concejo Deliberante con errores ortográficos, transcribe los discursos del Intendente (las pocas veces que lo hace) con horrores y hasta el Intendente envía proyectos de Ordenanzas dirigiendo a él mismo la elevación, lo que es llamativo es la inconsistencia del discurso que se pretende dar. Y a tal punto llega la incongruencia que se la observa desde la propia pieza gráfica de difusión.

Si uno observa el flyer verá que se habla de ‘lxs chicxs’, pero en el mismo logo el día es del niño y no de lxs niñxs, y en el festejo habrá maquilladoras y no maquilladorxs, lo cual demuestra la inconsistencia del discurso que se pretende infundir.

Pero por si ésto fuera poco, es el mismo Municipio que hasta hace pocos años organizaba concursos de belleza, que es la quintaescencia de la cosificación de la mujer. Situación de la que se jactaba el propio Intendente en los discursos de apertura de sesiones del Concejo Deliberante como uno de sus logros en la gestión.5d72ddaf-2ba2-4a83-8b28-b9b8def4b635

Y tan incoherente que no pudieron mantener el discurso ni una semana, puesto que en la celebración que se hará el próximo domingo en Lima, el slogan es ‘Lima por los chicos’, además de ser una hora más corto y con muchas menos actividades según el flyer.

En definitiva es un nuevo ejemplo de querer mostrar algo diferente a lo que se es, se pretende parecer sin siquiera ser.

Algo similar a lo que ocurre en educación.

Tras la tragedia ocurrida en Moreno todos se rasgan las vestiduras respecto al estado de los edificios escolares del Distrito, sin embargo cuando se contó con dinero para poder mejorarlos se lo utilizó para la construcción y posteriormente la ampliación del Centro de Gestión del Conocimiento (CGC), con todo lo que ello conlleva, ya sea desde infraestructura hasta los gastos corrientes y el servicio de transporte. Incluso, durante la obra se pagaron obras que no estaban realizadas tal como lo demostró oportunamente la Comisión Investigadora, aunque los concejales no tuvieron la valentía de denunciarlo penalmente.

Las prioridades del Municipio no son las prioridades de la ciudadanía, eso queda claro.

La semana pasada hubo más de media docena de establecimiento que no tuvieron dictado de clases por no poder tener garantías del estado edilicio. La pregunta es ¿se necesitó de las dos muertes en Moreno para poner manos a la obra? ¿Qué se hizo hasta entonces? ¿Qué hizo, hace y hará el Municipio por la educación? ¿De qué sirve el CGC si los niños no pueden cursar la escuela primaria? ¿Para qué hacer falsos discursos inclusivos si no se puede llevar a la práctica?

Un ejemplo más, y van, de simulaciones del Municipio, en los que se quiere hacer que se hace, para ocultar que no se hace nada.

No hicieron lo que se debía cuando se debía, no están haciendo lo que deben hacer… ¿lo harán en algún momento?

 

Publicado en El Debate, Zárate.
http://www.eldebate.com.ar/no-hicieron-no-hacen-haran/

Anuncios