Finalmente se aprobó el vergonzoso proyecto de Ordenanza de Emergencia Territorial enviado por el Departamento Ejecutivo, que no es más que la intención de tomar la suma del poder público por parte del Intendente Municipal, con la anuencia de todo el Concejo Deliberante, tal como denunciáramos en estas mismas páginas días atrás.

Y tal como preveíamos se aprobó con el apoyo de todas las fuerzas políticas, algunas por acción como el Frente Renovador y el espectro peronista, y otras por omisión, como el caso de Cambiemos. En este punto debemos reconocer mayor honestidad intelectual de quienes se sentaron en sus bancas para defender sus ideas, y no lo que hizo Cambiemos que eligió huir como lauchas por tirante para no asumir su responsabilidad histórica.

Extraoficialmente son variadas las evasivas expresadas por la dirigencia para ‘defender’ el accionar de la bancada Cambiemos. Abordaremos algunas de ellas para demostrar la endeblez del argumento.

Mencionan que ‘rechazamos el proyecto en las Comisiones’. Es decir, eligen oponerse entre cuatro paredes y donde nadie los ve, porque el debate de las Comisiones no es público, y no dar la cara cuando tienen que hacerlo frente a la ciudadanía o sea dentro del recinto de sesiones.

Afirman que ‘no aprobamos el proyecto’, lo cual es cierto en lo estrictamente legal, aunque una mentira manifiesta en términos políticos, puesto que la ciudadanía los eligió para que dijeran lo que pensaran y lo llevaran a los hechos, sin embargo eligieron callar, quizás porque crean como la última dictadura militar que ‘el silencio es salud’, pero en realidad ya lo dice el dicho, quien calla otorga.

Decíamos en febrero de 2016 que Cáffaro ‘Al final de cuentas, jugó a la ruleta zarateña y puso un pleno al naranja… y el croupier cantó amarillo… ¿le queda alguna ficha por jugar?’, ¿cuánto tendrá que ver la ‘sorpresiva’ visita de Vidal en la postura de Cambiemos? ¿Será que se confirmó lo que presagiábamos en julio de ese mismo año cuando hablábamos de los panqueques zarateños?

También sostuvieron que el accionar se debió a que siguieron ‘lineamientos de la provincia’ que por cierto nunca son públicos ni se explican a la ciudadanía. Incomprobable. Una vez más debemos preguntarnos como en diciembre del año pasado, cuando Cambiemos apoyó a Ariel Ríos como Presidente del Concejo Deliberante pese a las públicas denuncias que habían hecho sobre él… ¿oposición, cuál oposición?

En realidad todo parece darle la razón al Diputado Felipe Solá en su época menemista, es decir antes de devenir en duhaldista, luego ruckaufista, más tarde kirchnerista y siempre peronista y solista, cuando en una entrevista que le realizara Daniel Tognetti, y consultado por el secreto para permanecer 8 años en el poder, el ex gobernador, ex ministro y legislador, confesó: ‘HAY QUE HACERSE EL BOLUDO’.

Ahora bien, los hechos parecen demostrar que para hacer como que se es oposición en Zárate y salir indemnes de la discusión política, haciéndose cómplices del Intendente, muchos han optado por seguir a Felipe Sola… y se hacen los boludos. ¿O lo son?

Publicado en El Debate, Zárate.
http://www.eldebate.com.ar/son-o-se-hacen/

Anuncios