Enrique Pinti en su consagrado espectáculo Salsa Criolla afirmaba que ‘no hay que felicitar a los gobernantes cuando abren escuelas sino cagarlos a patadas en el culo cuando las cierran’, dando a entender que no se puede celebrar el cumplimiento del deber sino que se debe criticar cuando no se lo cumplen.

Sin embargo muchos ciudadanos tienden a generalizar y ‘como las malas noticias venden más’ no se separa la paja del trigo valorando quienes hacen bien su trabajo de quienes no están a la altura de las circunstancias. Al fin y al cabo hay 72 Senadores Nacionales, 257 Diputados Nacionales, 46 Senadores Provinciales, 92 Diputados Provinciales y 20 concejales… pero muchos tienden a decir que son todos iguales, pero no pueden nombrar ni al 10% de sus representantes.

Mucho peor aún es en lo que respecta a lo que ocurre al Poder Judicial, puesto que como la elección de los magistrados no es por sufragio, solo conocemos a aquellos que aparecen en los medios de comunicación, y quienes suelen hacerlo son aquellos que no hacen bien su trabajo.

Por eso es importante aquello que me decía un jefe hace ya tiempo, que afirmaba que ‘todos los goles se festejan’, porque cuando las cosas se hacen bien hay que rescatarlo y destacarlo.

Y algo de eso ocurrió días atrás y así lo hizo saber la vecina que públicamente agradeció el accionar de quienes cada día trabajan en el Juzgado de Familia N° 2 del Departamento Judicial Zárate Campana, y lo curioso es que no agradece un fallo o un dictamen, agradece algo que debiera ser una constante en el accionar de los funcionarios públicos (y de todos los ciudadanos), pero por escaso, es sorprendente. La vecina agradece ‘una calidez pocas veces vista en un Juzgado’. Nos hemos malacostumbrado tanto a que nos maltraten que cuando uno no lo hace llama la atención.

Dice MSP (como decidió firmar su agradecimiento) que ‘Como en muchas oportunidades solemos decir en nuestro país todo lo que funciona mal con uno u otro gobierno; es necesario enaltecer la labor de un Juzgado que se ocupa con todas las herramientas emocionales, judiciales, psicológicas…’, por eso nos sumamos a su agradecimiento, y aunque suene paradójico, le agradecemos que agradezca.

Porque no son muchos los funcionarios que entienden que son meros empleados de los ciudadanos que, de manera directa o indirecta, los han puesto en el lugar que ocupan para, en su nombre, cumplan con el deber que se les ha encomendado.

No somos quienes debemos evaluar la labor profesional de la Dra. Ana Cecilia Coarasa y su equipo de trabajo, de eso se encargará el propio sistema judicial, pero en tiempos en los que para muchos el ser humano no pasa de ser un número en medio de una estadística y en los que se pone por delante de cualquier otro el interés personal, que un grupo de ellos entiendan la importancia de su trabajo para la ciudadanía y que obren en beneficio de ésta es algo destacable.

Porque lamentablemente no son muchos los ejemplos de quienes así actúan, pero los hay.

Porque no todo está perdido, y las cosas se pueden hacer de otra manera.

Porque pese a estar haciendo lo que se debe hacer, y creamos que estamos perdiendo por goleada… todos los goles se festejan.

Publicado en El Debate, Zárate.
http://www.eldebate.com.ar/todos-los-goles-se-festejan/

Anuncios