El enorme poeta uruguayo Mario Benedetti escribía a finales de la década del setenta que ‘si el tiempo es una cueva de ladrones, los aires ya no son tan buenos aires…’, y evidentemente no, no es tiempo de buenos aires. Y aunque no seamos buenos para cantar, nosotros no nos callamos, ‘porque el río está sonando, y cuando suena el río, suena el río…’, aunque muchos quieran hacerlo callar.

Días atrás nos preguntábamos por qué los medios prefieren vivir al cobijo del calor oficial que hacerse cargo de la responsabilidad que tienen, de ser cuestionadores de una realidad que nos quieren hacer creer. Por qué en lugar de cuestionar y cuestionarse, prefieren contar un cuento en el que todo está bien, todos son buenos, y quien critica la realidad lo hace porque no es capaz de reconocerla y se opone por el mero hecho de oponerse.

Pese a las preguntas, y a los documentos que presentamos ningún medio se hizo eco de la situación, prefieren mirar para otro lado y callar como si ese accionar negara una situación que poco a poco va cobrando más fuerza. Recientemente, y solo como ejemplos, lo hicieron cuando denunciamos que Osvaldo Cáffaro había nombrado a una persona denunciada por violencia de género en la Secretaría de Seguridad, lo hicieron cuando denunciamos el nombramiento de Juan Manuel Arroquigaray al frente de la Secretaría de Gobierno, lo hicieron cuando denunciamos el silencio en torno a la elevación a juicio de los procesos que se siguen contra el Intendente, incluso lo hicieron cuando fueron cómplices del Municipio para mentirle a la población respecto a los datos de salud en el Distrito.

Hoy hay una nueva oportunidad, y tienen la posibilidad de elegir de que lado ponerse, si una vez más al abrigo caffarista o del lado de la ciudadanía mostrándoles la realidad. A finales del año pasado ‘como si fuera una broma del día de los inocentes, la Cámara Federal de San Martín, con la firma de los Dres. Marcelo Darío Fernández, Juan Pablo Salas y Marcos Morán, se expidió en la apelación presentada por la imputación por administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública en concurso real, y decidió ratificar los procesamientos de Osvaldo Cáffaro y Pablo Giménez’. Los medios locales decidieron contarlo porque lo publicaron los medios de comunicación nacionales y ya no se podía negar lo obvio, no se podía tapar el sol con un dedo. Como cuando el caso de Soledad McNally, del que ya nadie habla, y del que hablaron solo cuando los medios nacionales se hicieron eco de la realidad.

Pero eligieron callar cuando denunciamos que habían pedido sentar a Cáffaro en el banquillo de los acusados, y aún hoy lo callan.

Pues bien, la Cámara Federal nos trajo novedades el día de ayer. Según lo expresado en la causa ‘la parte no logra rebatir los argumentos que llevaron al Tribunal a decidir en la forma en que lo hizo, exhibiendo una mera disconformidad subjetiva con el criterio expuesto, limitándose a reiterar algunos argumentos que -a su entender- podrían conducir a una distinta solución. Por ello, el Tribunal RESUELVE: I. NO HACER LUGAR al recurso de casación deducido por la defensa técnica de Osvaldo Raúl Cáffaro y Pablo Andrés Giménez, contra el decisorio del Tribunal del 28 de diciembre de 2018’.

Nuevamente habló la Justicia. ¿Se harán eco los medios periodísticos locales o seguirán contribuyendo al oscurantismo del gobierno local? ¿Y los concejales, seguirán callando y siendo cómplices de la grave situación institucional en la que nos encontramos?

Por eso no callamos, porque hay que cantar y contar las verdades. Aunque muchos hagan silencio, aunque muchos miren para otro lado, aunque cuando pase el tiempo nos quieran negar lo que hicieron o nos juren que lo hicieron obligados, nuestra responsabilidad es no callar.

Por eso, ¿si nos pregunta por qué hablamos, por qué denunciamos, por qué cantamos? Le responderemos con las palabras de Mario Benedetti…

 

cantamos porque el cruel no tiene nombre
y en cambio tiene nombre su destino.

cantamos porque el grito no es bastante
y no es bastante el llanto ni la bronca
cantamos porque creemos en la gente
y porque venceremos la derrota.

 

 

Publicado en El Debate, Zárate.
http://www.eldebate.com.ar/por-que-cantamos/