Tarda en llegar, y al final, hay recompensa… cantaba Gustavo Cerati, y demoró en llegar el acta de la apertura de sesiones ordinarias del Honorable Concejo Deliberante que se realizó el 7 de marzo de este año, en la que se transcribe el discurso brindado por el Intendente Municipal Osvaldo Cáffaro con el que ‘He tomado como práctica venir ante Ustedes cada año, a hacer una rendición política de lo actuado; asi como Ustedes aprueban y analizan (sic) el presupuesto cada año, merecen saber la inversión realizada y los esfuerzos para poder proyectar nuestra ciudad hacia el futuro.’

La llegada al Concejo Deliberante del acta casi 4 meses después de su confección no hace más que exponer una vez más la irregularidad en la que desarrolla su labor el Cuerpo legislativo, lo cual es apañado por el oficialismo, la oposición y la oposición que ya no es oposición y ahora es oficialismo, aunque quizás nunca haya sido ni una cosa ni la otra sino que son meros oportunistas que se recuestan donde calienta el sol.

El mismo día de la pronunciación del discurso hicimos un primer análisis del mismo en el que afirmábamos que ‘abundaron las palabras para hablar mucho y decir poco, las mentiras, los plagios’ y la lectura de la transcripción de las palabras del Intendente no hacen más que confirmar lo que expusimos en aquel momento.

El discurso retoma aquella vieja leyenda que rezaba que al Presidente Hipólito Yrigoyen le redactaban cada día un diario plagado de buenas noticias que hacía que creyera una realidad muy diferente a la real y que, a la postre, dio el argumento para el golpe de Estado argumentando que el Presidente no tenía real noción de lo que ocurría en el país. Pues bien, pareciera que el Intendente Cáffaro tampoco tiene real noción de lo que ocurre en el Distrito, y si la tiene, no lee con anterioridad el discurso que le escriben, puesto que la cantidad de errores, inexactitudes y datos, cuando menos, curiosos o sospechosos es enorme.

Desde hablar de obras públicas en Lima, concepto aprobado por unanimidad en el Concejo Deliberante, o mencionar calles inexistentes en el Municipio, como por ejemplo Mollo, a realizar una descripción de los alimentos incluidos en un programa de acuerdo de precios, o las prestaciones del Hospital Intermedio. Muy lejos está el discurso dado con su pretensión de ‘hacer una rendición política de lo actuado’, y son muy pocos los casos en los cuales se puede analizar ciertamente ‘la inversión realizada’. Es un discurso plagado de titulares y poco desarrollo.

Resulta curioso que el análisis que hacemos en estas líneas no lo haya hecho ningún concejal y, si lo hizo, que hayan aprobado sin modificar una coma el acta en cuestión. Cierto es que no es potestad de los concejales el discutir el acta, pero mal se puede aprobar sin mencionar que se trata de un texto que no se condice con la realidad, tanto por lo enunciado como por lo trascripto.

Es llamativo que los concejales de Cambiemos no hayan alzado la voz para afirmar que el Intendente Municipal miente cuando afirma que ‘En este ciclo lectivo no se pudieron abrir nuevas cohortes debido a la reducción en el Fondo de Financiamiento Educativo’, dado que en 2018 Zárate recibió un 70,0% más de Fondo Educativo que en 2017, y mientras en 2017 el dinero del Fondo de Financiamiento de Educativo significó el 7,7% del total del dinero recibido por transferencias del Gobierno provincial, en 2018 este Fondo significó el 9,4%. Amén que Zárate recibió del Gobierno encabezado por María Eugenia Vidal en 2018 un 39,9% más de fondos que en 2017.

Pero no es el único dato curioso sobre el que los Concejales callaron.

Tomaremos algunos ejemplos que exponen la falta de control, o complicidad, que hay con respecto al Departamento Ejecutivo Municipal.

Según las palabras del Intendente Cáffaro, consignadas en la página 14 del Acta de Sesiones N° 970 que, repetimos, el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad, es lo que refiere a la inversión en cordón cuneta que se distribuyó de la siguiente manera:

CC.png

Más allá del evidente error del dinero que dice utilizarse en las 28 cuadras de cordón cuneta de Barrio Burgar y que ningún concejal pidió salvar en el acta, quizás porque no la hayan leído con anterioridad a la sesión, lo cual a su vez puede estar provocado porque las autoridades del Cuerpo no la giraron con la suficiente antelación ni la publicaron en la página web, donde al día de hoy aún no está, es asombroso la diferencia de costo por cuadra entre los distintos barrios. Hacer una cuadra de cordón cuneta en los barrios COVEPAM I, IV y VII sale un 154,7% más caro que una cuadra de cordón cuneta en el Barrio 6 de agosto, o que en Juana María sea un 39,3% más caro que en San Jacinto, cuando ambos barrios son linderos. No se hizo ningún tipo de justificativo para estas diferencias.

Cuesta entender como los concejales, si saben sumar, no hayan hecho una observación cuando el Intendente afirmó que ‘Hemos intervenido en un total de 9.070 casos reportados desde la Sala de Monitoreo: entre los que destacamos: Conductas sospechosas: 1.016. Conflictos familiares y vecinales: 223. Robo (en todas sus modalidades) 562. Salud, por ambulancia o enfermedad de vecinos: 705. Participación de ambulancia: 1.020. Tránsito ­ accidentes: 689. Tránsito – controles y remolques: 6.102. Usurpaciones (Intentos): 67. Violencia (riña, vandalismo o de género): 405.’, puesto que una sencilla suma de lo desglosado da como resultado más intervenciones que el total mencionado, o que aplaudan grandes anuncios como la ‘Inversión de $ 3.650.000 en combustible para las distintas fuerzas de seguridad y prevención (Comisaría Zárate Primera – Comisaria Segunda de Lima -Comisaría de la Mujer y Familia – DDI – Comando Patrulla – Comando Patrulla Rural – Policía Local – Policía Científica ­ Policía Vial – Narcotráfico).’, que considerando que son diez las dependencias abarcadas da un promedio de $365.000 anuales por cada una de ellas, o lo que es lo mismo, $1.000 diarios por dependencia, es decir, menos de un tanque de combustible. ¿Esa es la inversión que aplauden del Municipio? ¿Ese es el aporte digno de destacar?

Son muchas más las observaciones que se pueden hacer, pero lo importante es que quien quiera analizarlo lo haga de manera individual sin verse influenciado por lo que podamos escribir en estas líneas.

Nuestra única influencia va a ser poner a disposición de todos los ciudadanos lo que las autoridades del Concejo Deliberante ocultan y lo que muchos miembros del Cuerpo votaron sin conocer o por complicidad y, al día de hoy, aún desconocen, el texto del acta mencionada.

Quien esté interesado puede encontrarla en https://mega.nz/#!q3wB3aTB!TPWubApQwpE2LC62TxQXgL037-eV4627jvC0MpKUIgs

No siempre son buenas las leyendas, y nunca es bueno desconocer la realidad, puesto que si no se la conoce mal se puede intentar cambiarla.

No hacemos valoraciones políticas del discurso, solo mencionamos algunas de las incongruencias aplaudidas y votadas a espaldas de la ciudadanía.

Que la evaluación la haga cada ciudadano.