Siguiendo el trabajo que iniciáramos la colección ‘Diputados Socialistas’, la ‘Labor Legislativa del Diputado Nacional Alfredo Palacios’, con la que queremos compartir con los lectores las labores parlamentarias de los primeros diputados socialistas que buscaron, a través de los proyectos presentados en la Cámara de Diputados, garantizar derechos de la ciudadanía que hoy nos parecen básicos y que, lastimosamente, muchas veces equivocamos sobre quienes son sus responsables, en esta oportunidad compartimos la ‘Labor Legislativa del Diputado Nacional Juan Bautista Justo’.

Juan Bautista Justo, quien fuera fundador del Partido Socialista, nació en el barrio de San Telmo en Buenos Aires, el 28 de junio de 1865.

Cursó sus estudios universitarios de medicina en la Universidad de Buenos Aires, y mientras cursaba la carrera, ingresó a la redacción de La Prensa, donde escribió crónicas parlamentarias.

Sus inicios en la política fueron de la mano de la Unión Cívica en 1890, aunque dada su posición contra la violencia, su participación en la revolución de aquel año se limitó a una cuestión profesional.

Tras concluir sus estudios, y viajando por Europa como premio a sus logros estudiantiles, conoció la obra de Carlos Marx, siendo el autor de la primer traducción al castellano de El Capital.

Cuando regresó a Buenos Aires, fundó el periódico socialista La Vanguardia en 1894, y en su primer editorial afirmó que ‘hay que construir una alternativa política al pillaje y la plutocracia’. El paso a la política partidaria era solo cuestión de tiempo y dos años después de la creación del diario fundó junto a otros camaradas, el Partido Socialista que según su carta orgánica ‘es ante todo el partido de los trabajadores, de los proletarios, de los que no tienen más que la fuerza de su trabajo’.

También fue uno de los creadores e impulsores de la Cooperativa de consumo y crédito ‘El Hogar Obrero’, que buscó ser una proveeduría que garantizara a los trabajadores el acceso a bienes de consumo a precios más asequibles.

Tras la elección en 1904 de Alfredo Palacios como Diputado, y con posterioridad a la reforma electoral instrumentada por la ‘Ley Sáenz Peña’, Juan B. Justo fue electo Diputado Nacional por la Capital Federal, destacándose en el Congreso por la cantidad de proyectos presentados sobre los derechos de los trabajadores o, por ejemplo, la reforma universitaria de 1918. Este trabajo es el que hoy recogemos para compartir con ustedes.

Ocupó una banca en la Cámara de Diputados hasta 1924, año en de cambó de recinto tras haber sido electo Senador Nacional por la Capital Federal.

Cuatro años después, y aun siendo Senador de la Nación, Juan B. Justo moría el 8 de enero de 1928 en su quinta de Los Cardales a los 62 años de edad.

Material disponible en https://mega.nz/#!on51nAKA!J7fa48f7uwebhikiNpjq8UcsiPnCKk7rPwjReqM-Y3U