Continuando con la labor de compartir con los lectores las labores parlamentarias de los primeros diputados socialistas que buscaron, a través de los proyectos presentados en la Cámara de Diputados, garantizar derechos de la ciudadanía que hoy nos parecen básicos y que, lastimosamente, muchas veces equivocamos sobre quienes son sus responsables, en esta oportunidad compartimos la ‘Labor Legislativa del Diputado Nacional Francisco Cúneo’.

La figura de Francisco Cúneo es desconocida para la mayoría de la ciudadanía, y aunque se lo ha llamado ‘el primer diputado obrero’ argentino, aun así son pocos los que podrían hablar de su accionar político y, muchos menos, de su producción legislativa, aunque hoy, más de un siglo después de su gestión como Diputado Nacional, seguimos gozando de algunas de las ideas que él impulsó en la Cámara baja.

Fue electo como Diputado Nacional por el Partido Socialista en 1914, y junto a Antonio Zaccagnini, fueron los primeros legisladores nacionales que provenían, sin dudas, de la clase obrera. De hecho Cúneo, que era mecánico electricista, mientras fue legislador siguió trabajando en la fábrica de papel donde trabajaba antes de ser electo y donaba sus ingresos estatales al Partido Socialista. Y sus cuatro años como diputado fueron un fiel reflejo de su vida, hacer mucho en favor de sus camaradas en poco tiempo, falleció a los 45 años.

Así, a poco de asumir presentó un proyecto de ley para reformar el Reglamento Interno de la Cámara y establecer una Comisión de Legislación del Trabajo que tuviera competencia en ‘el estudio y dictamen de las peticiones que los trabajadores hagan y de los proyectos que tiendan a legislar las cuestiones del trabajo, su higiene, seguridad, etc.; donde quiera que él se efectúa.’ Y si bien su proyecto no vio la luz mientras él estuvo en el Congreso Nacional, esto no lo amedrentó y siguió adelante en pos de legislar en favor de la clase proletaria.

Sin embargo las principales propuestas que impulsó Cúneo debieron esperar a que maduraran en la sociedad argentina. El cierre de comercios a las 20 horas se hizo ley recién en 1934, la declaración de feriado el primero de mayo, se oficializó en 1925.

En 1918 acompañó a Nicolás Repetto en la fórmula del socialismo a la Gobernación bonaerense, aunque en dicha elección los socialistas quedaron en tercer lugar.

Falleció muy joven, tan rápidamente como vivió, a los 45 años de edad, y aunque su nombre no es conocido para la enorme mayoría del país, sus ideas tienen una vigencia absoluta más de un siglo después. Cúneo fue la realización fáctica de aquella premisa que el Partido Socialista llevara en su carta orgánica desde su fundación, que ‘es ante todo el partido de los trabajadores, de los proletarios, de los que no tienen más que la fuerza de su trabajo’.

Material disponible en https://mega.nz/#!EvxyHATB!8nilgtVE9tSiEyb-GmTxLYZxVConHOc1JxJEN_Y3B3Q